Episodio 3 de Ivino

Bienvenidos una vez más a Ivino, el primer podcast en español acerca de las novedades del mundo del vino. En esta oportunidad, hemos preparado un especial de noticias con relación a China y la industria del vino.

Escuchar ONLINE o en las siguientes apps

Spotify
Itunes

1° China adopta un nuevo sistema de crítica de vinos a través de JD.com

https://vino-joy.com/2020/06/08/chinas-own-wine-rating-system-adopted-by-jd-com/

China ha introducido un sistema propio de calificación de vinos que ahora está siendo adoptado por uno de los líderes comercio electrónico del país JD.com para sus más de 300 millones de consumidores en línea. Esto es una simple alternativa a los sistemas internacionales utilizados por críticos de vinos como Jancis Robinson o James Suckling.

El nuevo sistema de calificación de vinos, que fue propuesto por primera vez por la Asociación China de Bebidas Alcohólicas (CADA) hace dos años, se puso oficialmente en práctica. El primer lote de vinos calificado con este sistema se venden en la segunda plataforma de comercio electrónico más grande del país, JD.com. La misma cuenta con 362 millones de usuarios activos mensuales.

El sistema de calificación, según la CADA que es la reguladora oficial de bebidas para vinos, licores y cerveza del país, sería “más adecuado” para los bebedores de vino chinos “basado en los gustos chinos”, sentando las bases para que el país afirme más autoridad sobre cómo se juzga un vino para el lucrativo mercado chino, esencialmente eludiendo los estándares internacionales.

La medida está en línea con la percepción general que China ejerce una enorme influencia como un poderoso consumidor y productor de vino. Según los informes de IWSR-Vinexpo, se estima que se convertirá en el segundo mayor mercado de vinos del mundo por valor detrás de los EE. UU. Para finales de este año, y actualmente se ubica como el séptimo mayor productor de vinos del mundo.

A pesar del amplio mercado de vinos de China, el país aún no ha encontrado poderosos defensores locales que puedan ofrecer una guía independiente a los consumidores, generando un fuerte contraste con los EE. UU. cuando revistas como Robert Parker y Wine Spectator dieron un fuerte impulso a la industria en la década de los 80s.

El nuevo sistema de calificación comparte algunas características con los métodos internacionales de evaluación de vinos establecidos, como juzgar el color, el sabor, la estructura y el acabado de un vino.

Sin embargo, la CADA insistió en que “no se detendrá en las notas distintivas de arándano o fresa” y que es más adecuada para “consumidores chinos cuya dieta es principalmente grano -establecido”.

Además, según las muestras publicadas, el sistema de clasificación de vinos utiliza 10 criterios diferentes para juzgar la calidad de un vino. Los mismos son: claridad y color; intensidad; elegancia y delicadeza; complejidad y desarrollo; equilibrio en la estructura; cuerpo; textura de los taninos en el caso de los tintos; complejidad; largo en boca; calidad y tipicidad.

La pregunta para muchas bodegas e importadores después de la noticia es si todos los vinos vendidos en China tendrán que ser calificados utilizando el sistema. La CADA dijo que el sistema de calificación de vinos chinos aún no es obligatorio para los vinos importados y producidos en el país. Sin embargo, se espera que se adopte como un estándar nacional e industrial para la evaluación de la calidad del vino en el futuro, agregó sin proporcionar un cronograma específico.

Tampoco se sabe aún si vinos por debajo de cierto puntaje podrán ser importados hacia China.

A pesar de las grandes ambiciones de China teñidas con una pizca de sentimiento nacionalista para hacer que el sistema de calificación del vino sea el estándar de oro para las revisiones de vinos, la noticia se recibió con ambigüedad y precaución, ya que cómo se clasificará y por quién no está claro en esta etapa .

El desafío para todos los críticos del vino y el sistema de clasificación es hacer que el vino sea más accesible para los bebedores de todos los días. En este caso, los críticos creen que el nuevo sistema de clasificación no parece ser la forma más comunicable.

“Estoy a favor de cualquier cosa que promueva el vino de calidad en China y el nuevo sistema de clasificación, si se usa correctamente, podría ser otra opción”, dice el crítico estadounidense de vinos James Suckling. “Obviamente estoy contento de que sea un sistema de calificación de 100 puntos porque sigue siendo el más aceptado en el mundo del vino y ya es ampliamente aceptado en China y el resto de Asia”. 

Después de revisar las muestras de los vinos calificados, advierte sobre su aplicación. “En realidad, usar el sistema parece complicado y requiere mucho tiempo y su precisión y utilidad dependerá de quién lo use y si lo usan correctamente. Este será el desafío “.

Del mismo modo, Edward Ragg MW, crítico chino de The Wine Advocate, también se muestra cauteloso. “Sería interesante saber cómo el sistema podría funcionar en la práctica. La mayoría de los sistemas de evaluación de vinos no otorgan marcas al cuerpo del vino, que es parte del estilo del vino y no tiene relación con la calidad. Las otras categorías en este sistema también podrían necesitar aclaraciones”.

“En nuestra experiencia en China, vemos diferentes paladares regionales y, por supuesto, individuales. Por lo tanto, sería interesante saber cómo este nuevo sistema refleja un “paladar chino” como tal. Sin embargo, cualquier sistema que pueda servir para mejorar la calidad del vino es alentador”, agregó Ragg.

Rob Geddes MW, que tiene más de 30 años de experiencia trabajando tanto en Australia como en China, agrega: “El hecho subyacente de que los consumidores de vino chinos son diferentes a los consumidores de vino en cualquier otra parte del mundo no ha sido respaldado por investigaciones que conozco. Después de todo, todos tenemos una boca y una lengua “. Sin embargo, aplaudió la medida y dijo que “refleja la transición de la industria vitivinícola china hacia la madurez mundial”.

2° Los consumidores chinos de vino están cambiando sus hábitos.

https://www.wine-business-international.com/wine/news/chinese-consumers-change-their-wine-habits

Cuando se cerró el on-trade a causa de la pandemia, los observadores esperaban que el consumo de vino en China cayera. Un nuevo informe revela que el bloqueo podría haber traído a un grupo completamente nuevo al vino.

La pandemia no sólo ha llevado a más consumidores chinos a beber más vino, sino incluso a gastar más en él, según un informe reciente de Wine Intelligence.

Los minoristas de vino online en todo el mundo han visto dispararse las ventas a medida que los consumidores que se mantienen en sus hogares han seguido bebiendo vino. Sin embargo, en su mayoría los consumidores están bajando el gasto por botella. En China, en cambio, no solo ha aumentado la frecuencia de compra, sino también monto gastado.

La investigación se basó en sondear una muestra representativa de 1,000 bebedores de vino chinos residentes en 12 ciudades y centros principales durante marzo y abril, y los resultados fueron una sorpresa para el equipo de Wine Intelligence.

“Nuestra hipótesis al iniciar la encuesta fue que las severas restricciones establecidas por el gobierno chino para combatir la propagación del coronavirus iban a tener un efecto negativo en la categoría de vino”, escribió Richard Halstead, de Wine Intelligence. Dijo que asumieron que el cierre del comercio implicaría una caída en el consumo de vino, ya que “tradicionalmente, la tienda de vinos era un canal clave para el consumo de vino”.

En cambio, lo que sucedió es que el consumo en el hogar aumentó significativamente y “creó algunas nuevas ocasiones para el consumo, como ponerse al día con amigos en línea y tomar una copa de vino por la tarde o por la noche”, continuó.

De hecho, la encuesta de Wine Intelligence encontró que un sorprendente 57% de los encuestados dijo que bebía vino mientras se ponía al día con amigos en línea, y un tercio dijo que esto ocurría dos veces o más por semana.

Halstead dijo que los líderes de la tendencia del vino en línea eran aquellos que ya estaban interesados ​​en el vino y especula que “este grupo ha alentado a sus pares menos involucrados en el vino a probar estas nuevas ocasiones de consumo y aumentar la incidencia de la compra de vino para consumo doméstico”.

Como en otros lugares, las empresas que se han beneficiado han sido las digitales. “El canal minorista online parece haber tomado la mayor parte de estas nuevas compras, con más de la mitad de los encuestados diciendo que han comprado vino a través de este canal con más frecuencia durante este período”, dice el informe.

“Si la decisión de comprar vino es una interacción fácil en WeChat y la entrega se realiza de manera bastante rápida y eficiente, y el costo es razonable, es bastante simple”, agregó.

La pregunta ahora es si estos nuevos comportamientos de gasto persistirán después de la cuarentena o no. Halstead responde honestamente que la respuesta es “esperar y ver”.

“Les preguntamos a los encuestados cuáles eran sus prioridades después del virus y parece que vivir bien y disfrutar de los lujos (incluido un mejor vino) era más prioritario que los grandes eventos sociales o las vacaciones en el extranjero”, dijo.

Por supuesto, lo que los consumidores afirman que harán y lo que realmente hacen cuando se enfrentan a la elección pueden ser dos cosas diferentes. Halstead dice que depende de si las personas se han involucrado en estos comportamientos durante el tiempo suficiente para que se conviertan en hábitos.

Sin embargo, el panorama general sugiere que el vino en China ha salido ileso, sino más fuerte que nunca, después de la pandemia.

3° Las importaciones de vino caen pero los operadores ven la luz al final del túnel.

https://www.decanter.com/wine-news/china-wine-imports-covid-19-recovery-439481/

Las cifras muestran que las importaciones de vino fraccionado cayeron bruscamente durante el período de cierre del coronavirus de China. Aunque algunos profesionales de la industria han dicho que hay signos de recuperación en el mercado.

Las cifras muestran una caída de más de una cuarta parte tanto en volumen como en valor durante el primer cuatrimestre del 2020, en comparación con el mismo período del año anterior.

Los datos de aduanas mostraron que China importó 107 millones de litros de vino, equivalentes a 143 millones de botellas de 75 cl., En ‘recipientes de menos de 2 litros’ en los primeros cuatro meses de 2020. Esa es una caída interanual del 26,6%.

El valor de las importaciones de vino embotellado cayó un 27,5%, a US $ 523 millones.

Si se incluyen las importaciones de vino espumoso, vino a granel y licores a base de uva, como Cognac, la reducción en valor llega a un 31%.

La fuerte disminución de las importaciones coincide con el período de cierre de China desde finales de enero hasta principios de abril. Esto incluyó restricciones de viaje y el cierre de áreas públicas, como restaurantes y bares.

“Vale la pena señalar que en 2019 las importaciones de vino chino ya habían visto una fuerte caída comparadas con el 2018. La tendencia decreciente se debe a un cambio profundo en el patrón de crecimiento económico y la estructura del mercado de China”, dijo el profesor Li Demei, columnista de DecanterChina.com. ”Y a esto se agrega ‘el impacto de la crisis del coronavirus en el 2020”.

De hecho agregó que la disminución de las importaciones durante el primer trimestre del 2020 no es tan significativa en comparación con el primer trimestre de 2019.

La disminución más significativa es la de abril, con un 44% menos en volumen y un 50% menos en valor pero la mayoría de las ciudades chinas habían levantado las restricciones de bloqueo para entonces.

Las importaciones estadounidenses y francesas experimentaron fuertes caídas en el primer trimestre del 2020. En cambio, China importó más vino australiano pero la influencia política en la relación bilateral entre Australia y China “no está en su mejor momento y puede empeorar”, predijo el profesor Li.

Sin embargo, algunos minoristas de vinos en línea en China dijeron que no todo eran malas noticias.

“Nuestras ventas al menos se duplicaron después del Festival de Primavera (finales de enero), cuando comenzó el cierre”, dijo Wang Shenghan, fundadora de la plataforma de comercio electrónico de vinos Lady Penguin.

“Vendemos directamente a los consumidores a través de Tmall.com, y nuestros precios son adecuados para beber en el hogar y reuniones familiares, de ahí el crecimiento significativo”, dijo Wang, y agregó que muchos de sus productos ya se agotaron antes del Año Nuevo Chino.

Algunos profesionales de hospitality informaron a fines de mayo que los consumidores se sentían más cómodos saliendo y socializando, a medida que más ciudades de China continental comenzaron a aliviar las restricciones de viaje.

“Aunque no ha habido un “deseo de recuperar el tiempo perdido gastando dinero “como algunos esperaban, afortunadamente la mayoría de los restaurantes de alta gama han recuperado del 50% al 60% de sus negocios”, dijo Lu.

Sin embargo, los restaurantes boutique y los bares de vinos enfrentan presión de flujo de efectivo, lo que podría tener un impacto en las listas de vinos.

“Antes de la pandemia, los restauradores premium no hubiesen dudado en abastecerse de los mejores vinos, porque sabían que estos eventualmente se venderían”, dijo Lu. “Pero ahora realmente necesitan pensar dos veces sobre la cantidad y calidad que pueden comprar”.

El sector de la hostelería espera una recuperación total en septiembre y octubre, dijo Lu. “Las empresas deben recuperarse de los últimos cuatro meses primero”, agregó.

Lady Penguin reabrió su original bar de vinos en Beijing el 20 de mayo, un día considerado por los internautas milenarios como un día para comprar y comer fuera, ya que “520” suena como “Te amo” en chino.

También, los estudiantes de vino han comenzado a regresar al aula. “Las escuelas de vino y los eventos tardarán un tiempo en recuperar el impulso, pero nuestro negocio ha vuelto a la normalidad”, dijo el sommelier y educador.

“Aunque hemos reanudado la mayoría de nuestras clases, podemos ver que algunos de nuestros estudiantes están en dificultades financieras; algunos preguntan si pueden pagar la matrícula en varias cuotas”.

Lu se apresuró a agregar que cree que las degustaciones en línea continuarán existiendo y desarrollándose, después de volverse más popular durante el bloqueo.

Las lecciones de WSET también regresaron al aula en China desde principios de abril. ‘Estoy muy feliz de ver que China ahora está liderando el camino para volver a la enseñanza en el aula para los cursos de WSET. Esto da esperanza al resto del mundo, que en su mayoría todavía está en cuarentena “, dijo Ian Harris, CEO de WSET.

4° Australia promete enfrentarse a China por posible aplicación de tarifas a exportaciones de vino.

https://www.theguardian.com/australia-news/2020/may/20/australia-vows-to-stand-up-to-china-amid-reports-wine-and-dairy-exports-could-be-targeted-next https://www.decanter.com/wine-news/china-australian-wine-diplomatic-row-437321/

Australia ha decidido enfrentarse a China por las amenazas comerciales en medio de informes que Pekín planea ampliar la disputa comercial a otras exportaciones de importancia, incluidos vino, carne y los productos lácteos.

Los funcionarios chinos han confeccionado una lista detallada de productos, que también incluyen mariscos, avena y frutas, que podrían estar sujetos a controles de control de calidad más estrictos, mayores aranceles, retrasos en las aduanas o boicots de consumidores alentados por los medios estatales.

Por separado, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, pidió a Australia que “cambie su curso, abandone por completo su maniobra política y regrese al amplio consenso de la comunidad internacional” después que un medio de comunicación estatal chino acusó a Australia de seguir los pasos de los Estados Unidos al presionar por una investigación sobre los orígenes del coronavirus.

Las tensiones comenzaron las importaciones de cebada australiana sufrieron la aplicación de nuevos aranceles lo que fue respondido por el país oceánico con una amenaza de llevar a China al árbitro comercial mundial.

Las relaciones entre Australia y China llevan una larga serie de tensiones, pero Canberra provocó la ira de Pekín al realizar llamados internacionales para una investigación global independiente sobre los orígenes y el manejo del coronavirus. Esto fue rechazado firmemente por la embajada de China en Canberra y unos días después la cebada recibió un nuevo arancel de 80% alegando que Australia estaba subsidiando la industria e infringiendo leyes anti-dumping internacionales.


Sin embargo, China es el mayor mercado para las exportaciones de vinos australianos por valor y los envíos han crecido en los últimos años, impulsados por un acuerdo de libre comercio entre los dos países.

A principios de este mes, Wine Australia dijo que las exportaciones a China continental aumentaron en un 15% en valor a casi 800 millones de dólares en el año hasta el 31 de marzo de 2020, a pesar de una caída del 43% en marzo debido al bloqueo por coronavirus en China.

El volumen de vino enviado a China para el año cayó un 11% a 130 millones de litros. A nivel mundial, las exportaciones de vinos australianos aumentaron un 3% en los últimos 12 meses, alcanzando casi  2.000 millones de dólares.

AUSPICIAN ESTE EPISODIO WINIFERA, ESTRATEGIAS Y MERCADOS Y GOTOWINE. HASTA EL PRÓXIMO EPISODIO!

Si les interesa les agradeceré que se suscriban y califiquen al podcast desde itunes (Apple Podcast), SpotifyStitcherAnchorPocketcastBreakerRadioPublic o desde el medio que Uds. utilicen para escuchar. Difusion entre sus contactos también será más que bienvenida.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s