Episodio 4 de iVino

Bienvenidos una vez más a Ivino, el primer podcast en español acerca de las novedades del mundo del vino. En esta oportunidad, hemos preparado un especial de noticias con relación a China y la industria del vino.

Escuchar ONLINE o en las siguientes apps

Spotify
Itunes

1° Así será el futuro del sector del vino tras la pandemia

https://www.expansion.com/fueradeserie/gastro/2020/06/10/5ed7d1f8468aeb461c8b45d7.html

En un artículo publicado en el medio español Expansión, se prevé un duro cierre de 2020 para las bodegas en España debido al impacto en la hostelería, no compensado por el aumento de los canales alimentario y online, que ha vivido un crecimiento exponencial. La caída de las ventas este ejercicio se estima entre el 20 y el 40%, según la Federación Española del Vino (FEV).

Aunque fuera a distancia con los vecinos o por videollamada siempre hay un buen motivo para acompañar esas charlas virtuales con una copa de vino. Las ventas de vino desde el 30 de marzo han superado incluso a las de cerveza en el canal de la alimentación (64,5% frente a 60,7% según el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV).

Sin embargo, ese incremento se va atenuando y no alcanza a aliviar el daño severo que ha sufrido el sector por la Covid-19. La Federación Española del Vino (FEV) estima que las bodegas cerrarán el ejercicio con una caída de las ventas de entre el 20 y el 40% como consecuencia del impacto en la recepción de turistas.

Los aficionados se han lanzado a las tiendas virtuales, los supermercados y hipermercados pero, con la hostelería y el enoturismo cerrados estos meses, al sector se le complica la compensación. Este 2020 “será un año dificilísimo”, en palabras del periodista Víctor de la Serna, crítico de gastronomía y de vinos, además de responsable y fundador del portal enológico Elmundovino. “Los productores de volumen están solicitando poder hacer una vendimia en verde, es decir, reducir su producción desde la cepa para ahorrarse una parte de su próxima vendimia, que no podrían elaborar como vino ni vender como uva. Hay grandes existencias y la producción española, junto con la de otros países, deberá reducirse este año. Las pequeñas bodegas familiares parecen menos tocadas en ese sentido, pero también se resiente mucho su recaudación, mucho más modesta”, explica.

A pesar de la pandemia, hay razones para pensar en la pronta recuperación. Las exportaciones españolas de vino crecen. En el mes de marzo de 2020 la facturación aumentó un 0,6%, hasta los 217,9 millones de euros, gracias a un aumento del precio medio del 4,4%, hasta los 1,35 euros/litro. El volumen exportado se redujo, eso sí, un 3,7%, hasta los 161,7 millones de litros, menos de lo que cayó en enero (-8%) y en febrero (-20%) de 2020. Son datos ofrecidos por la Organización Interprofesional del Vino de España. Federico Oldenburg, colaborador de Fuera de Serie, encuentra estas cifras esperanzadoras en las nuevas tendencias. “Ha habido un mayor consumo en las casas, también de mayor calidad. Y se ha producido un cambio radical a la hora de hablar y vender el vino. Ahora se disfruta y comparte en plataformas como Instagram. Afortunadamente, como se trata de un producto no perecedero -al menos en términos urgentes, como el aceite de oliva o el marisco- la nueva realidad permite reflexionar y sopesar cómo vamos a disfrutarlo mejor después de esta crisis que, por primera vez en nuestras vidas, es global”, reflexiona el experto.

El enólogo Rodolfo Bastida, director técnico y director general de bodegas Ramón Bilbao, prevé un impacto mayor al de 2008. “No ya por el factor sanitario y número de fallecidos, que por supuesto es el más importante, sino porque sus consecuencias económicas todavía no somos capaces de vislumbrar. El sector del vino se verá afectado en la medida en que la hostelería sea capaz de volver a recobrar el pulso anterior”.

El equipo de Valduero está repensando el año y recortando gastos en todas las partidas posibles. “Será un 2020 de pérdidas, pero lo vamos a revertir trabajando duro. En el medio rural no encontramos gente. Los tractoristas y vendimiadores tienen que venir de fuera de España, con todo el paro que hay. Quienes nos dirigen deberían reflexionar sobre este fenómeno”, opina Yolanda García Viadero, la propietaria y directora técnica.

Varias crisis, y de distinto signo, se han vivido ya en las Bodegas y Viñedos Marqués de Vargas. La bodega con una visión del negocio a largo plazo en cada generación de la familia plantó sus primeras vides en el año 1840. “La mitad de los vinos que elaboramos se venden en exportación, en más de 50 países, mercados que en mayor o menor medida se comportan bastante mejor que el doméstico. En España nuestros vinos se venden principalmente en la restauración, por lo que la pandemia nos ha tocado de lleno durante casi tres meses”, comenta Pelayo de la Mata, líder de la bodega. En plena vuelta a la actividad, busca activamente fórmulas de ayuda al sector HORECA -acrónimo de HOteles, REstaurantes y CAfeterías- y continúa con sus labores en campo y bodega. “Producimos sólo vinos Reserva y Gran Reserva, por eso es fundamental seguir trabajando en la crianza de las añadas 2018 y 2019”. También ha puesto en marcha la tienda online de Marqués de Vargas.

El auge de las compras virtuales se ha hecho sentir con casos donde se han recibido un 168% más de pedidos en los meses de marzo a mayo respecto al año 2019. “Un crecimiento exponencial con una demanda equiparable a la semana previa a Nochebuena. Esto ha implicado cambios logísticos y que nuestro equipo haya trabajado sin descanso para conseguir mantener la satisfacción del cliente pese a que los tiempos de entrega se vieron impactados, sobre todo al principio del confinamiento”. Con un aumento del 43% en páginas vistas, lo que denota un interés creciente e inesperado, el carrito medio ha sido de alrededor de 170 euros con IVA incluido, seleccionando entre siete y ocho artículos por pedido.

Quizá recordemos este período como aquella oportunidad única para que el sector de alimentación y bebidas ganasen una presencia inédita hasta la fecha en el canal online, haciendo en cierta manera más llevadero estos meses difíciles. Según la periodista y sommelier Laura Lara, “Ante dificultades se agudiza el ingenio. La digitalización ha llegado de repente y ha pillado dormidas a muchas empresas. La mayoría de las bodegas españolas apenas utilizaban sus tiendas online antes del coronavirus. El vino no era algo que se acostumbrase comprar por internet. Y esto ha cambiado. La supervivencia del sector va a depender de la capacidad de adaptación de restaurantes y bodegas a la situación, porque una cosa es la normalidad aparente y otra perder de verdad el miedo sanitario, que se quedará con nosotros durante meses”, aventura esta consultora.

Pone el ejemplo de cerebros inquietos que no han dejado de trabajar durante el confinamiento, con opciones como el delivery de chefs con estrella Michelin. Opciones que han llegado para quedarse. “En esta nueva etapa habrá que tener mucha psicología para el trato con el cliente, hemos pasado algo parecido a una guerra y ahora todos tenemos que volver a aprender desde cero. Eso genera estrés en restauradores y consumidores, por lo que la empatía y la paciencia serán imprescindibles”, desliza la sommelier. La prioridad será subsistir, con cambios como cartas de vino para llevar. Las cuentas de resultados pasarán a un segundo plano. “Los españoles no vamos a dejar de ir a las tabernas, a los restaurantes, ni tampoco vamos a dejar de beber vino. Cambiará la forma, eso sí, pero no el espíritu”.
“Estás escuchando IVINO”

2°Biochar: el próximo avance de la vitivinicultura

https://www.wine-searcher.com/m/2020/05/biochar-the-vineyards-next-big-thing

Muchos viticultores están hablando sobre biochar en estos días, pero la mayoría de la gente no tiene idea de lo que es.

Biochar es una enmienda del suelo que está ganando popularidad en la agricultura, aunque se mantiene a la vanguardia en viticultura. Es esencialmente carbón pulverizado. Tiene la capacidad de construir materia orgánica en suelos pobres o agotados, aumentar las poblaciones microbianas y disminuir la necesidad de un viñedo de recibir nutrientes y agua, lo que permite una menor intervención humana y reduce el costo de producción y la huella de carbono de los productores. Esto significa suelos más saludables, vides más saludables, un medio ambiente más saludable y un productor más feliz.

El biochar se elabora carbonizando el material vegetal en un entorno de oxígeno lo suficientemente bajo como para que no se convierta en cenizas, un proceso llamado pirólisis: El material resultante tiene una superficie tremenda para su tamaño, y como su superficie adhesiva se une con iones cargados, puede retener cantidades impresionantes de nutrientes de la pérdida ambiental, al tiempo que les permite estar biológicamente disponibles. El biochar también es extremadamente poroso, lo que imparte una capacidad similar a una esponja para mantener el agua en la capa superior del suelo y ser un hogar y un refugio seguro para las poblaciones microbianas.

También es extremadamente estable; El biochar permanecerá inactivo en el suelo durante miles de años. Debido a esta estabilidad, es una excelente manera de secuestrar carbono, no sólo su propio carbono, sino también el CO2 adicional que puede extraer del aire cuando mejoran las condiciones del suelo. También crea fuertes lazos con metales contaminantes en los suelos, lo que ayuda a evitar que terminen en fuentes de agua o productos. Es una enmienda del suelo muy ecológica y versátil.

En viticultura, el biochar se usa principalmente en suelos con poca materia orgánica, lo que generalmente significa uno de dos escenarios: suelos altamente arenosos y suelos que han perdido materia orgánica en años de abuso agrícola convencional.

Doug Beck es un oficial científico de una empresa de gestión de viñedos en California opina: “Cuando se tiene menos del 1% de materia orgánica, significa que el viñedo no funciona por sí solo. Ud. agrega nutrientes según sea necesario de una manera muy mecánica, pero no se retienen en el suelo y las poblaciones de microbios son bajos. Puede producir uvas de buena calidad de esta manera, pero cuando tiene mayor carbono orgánico y biomasa microbiana, el sitio puede funcionar mejor por sí mismo, se podrá agregar menos agua, compost y fertilizante y el viñedo resolverá mejor los problemas de enfermedades”.
Bedrock Wine Company de Sonoma comenzó a usar biochar hace unos siete años cuando rehabilitaba viñedos maltratados. “Lo más importante para nosotros en la rehabilitación de un viñedo, antes de ver un cambio en las vides mismas, es establecer un cultivo de cobertura saludable. Con el biochar, rápidamente el suelo retiene todo mejor (nutrientes, microbios, agua), por lo que vemos un gran aumento de la biomasa del cultivo de cobertura de manera bastante inmediata. Esta es la chispa que hace que todo suceda”.

El biochar dura milenios y cambia las características de un suelo. ¿Altera el terroir? Randall Grahm de Bonny Doon, un hombre que ha pasado mucho tiempo reflexionando sobre la naturaleza del terroir y que ha experimentado con el biochar, tiene ideas valiosas sobre esto. “Está cambiando el terroir, pero todo lo que tocas en la tierra, cada vez que haces algo (como fertilizar, regar, agregar cultivos de cobertura, plantar vides) está cambiando el terroir. Arar o cortar es una gran deformación del terroir. Biochar en este sentido es benigno. Debido a que estás alentando a las micorrizas [el grupo más crítico en el microbioma del suelo, que transporta activamente micronutrientes en el suelo a las raíces], estás mejorando la señal del terroir “. En este sentido, Grahm siente que el biochar es un amplificador de terroir, en lugar de un deformador de terroir.

Biochar es un aditivo prometedor para el suelo por muchas razones. Para los agricultores, puede reducir los costos. Para los puristas, puede reducir la intervención humana en viñedos. Para las personas con mentalidad ecológica, es una excelente manera de secuestrar carbono y reducir el desperdicio, así como limpiar los suelos y nuestra atmósfera.

Y para aquellos interesados ​​en el buen vino, a medida que los productos orgánicos y la viticultura concienzuda se vuelven más frecuentes, pocos discutirán la idea de que los viñedos saludables y felices hacen un mejor vino.
“Estás escuchando IVINO”

3° A medida que la venta de vinos aumenta, cambian también los vinos que ofrecen las vinotecas.


https://www.winemag.com/2020/06/03/wine-sales-pandemic/

A Steffini Bethea, dueña de una vinoteca de Atlanta, le gustan los taninos fuertes de los Cabernets, mientras que su marido, Sheldon, prefiere los Malbecs. Desde el nuevo brote de pandemia de coronavirus, la pareja ha estado compartiendo más botellas en casa, por lo que han decidido conceder su posición un poco consumiendo blends por estos días.

Bethea cree que sus clientes están haciendo elecciones similares desde que cambiaron a la modalidad de pick-up en la vereda a partir del 23 de marzo,.

“Creo que los blends se están vendiendo porque las personas pueden compartirlas más fácilmente: ‘Me llevo a casa una botella que nos gustará a los dos. Me estoy inclinando hacia esto también porque estamos más juntos”, dice Bethea.

Según los datos de Nielsen, Bethea y sus clientes no son los únicos. Las ventas fuera de las instalaciones de blends tintos se dispararon un 35% entre marzo y mayo de 2020 en comparación con el mismo período del año pasado. Las ventas de vino de naranja y los vinos espumosos y Pinot Noir también sumaron importantes subas de consumo. NO LEER: vino de naranja crecieron un 39%, mientras que los vinos espumosos y Pinot Noir tuvieron un aumento del 25%.

David Mayfield, propietario de otra vinoteca en Texas, cree que los vinos más livianos y los vinos frizantes con bajo contenido de alcohol probablemente tengan sentido para aquellos que se quedan en casa. “Parece que la gente está bebiendo más ya que puede beber en el almuerzo y tal vez no quiera un vino tan pesado”.

Los clientes de otra vinoteca en Vermont por otro lado, también están comprando más Champagne y vinos espumosos, tal vez para “traer un poco de alegría extra a la casa”, dice su propietario. Las ventas aumentaron entre cerca del 19% esta primavera en comparación con 2019.

“Hay contenedores vacíos por todo el lugar”, dice sobre la disminución del suministro de burbujas de la tienda.

AUSPICIAN ESTE EPISODIO WINIFERA, ESTRATEGIAS Y MERCADOS Y GOTOWINE. HASTA EL PRÓXIMO EPISODIO!

Si les interesa les agradeceré que se suscriban y califiquen al podcast desde itunes (Apple Podcast), SpotifyStitcherAnchorPocketcastBreakerRadioPublic o desde el medio que Uds. utilicen para escuchar. Difusion entre sus contactos también será más que bienvenida.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s