Episodio 13 de iVINO

Bienvenidos una vez más a iVINO, el primer podcast en español acerca de las novedades del mundo del vino.

En este podcast hablamos sobre el consumo de Brasil y la ventaja para vinos argentinos y chilenos. Luego analizaremos la correlación entre el terroir, el clima y la mano del hombre en Bordeaux. A continuación, hablaremos sobre la medición del etanol volátil y su efecto en la muerte celular de las bayas y finalizaremos con un análisis sobre la variación del precio final del vino en relación a la edad del viñedo.

Largamos!

Escuchar ONLINE o en las siguientes apps

Spotify
Itunes

1° El consumo de vinos en Brasil no para de crecer.

https://vejario.abril.com.br/comer-e-beber/marcelo-copello-colunistas-live/

El periodista y especialista en vinos, Marcelo Copello, fue invitado por una importante cadena de Río de Janeiro donde brindó apreciaciones sobre la actualidad del mercado del vino en Brasil.

Señala que hay varias estadísticas con cifras de consumo durante la pandemia. Se han incrementado las ventas en importados, nacionales, secos y dulces. El vino es algo familiar y se ajusta mejor para consumir en casa. También está ayudando a socializar a distancia ”.

Con el dólar alto, lo que está pasando es la búsqueda de vinos más económicos. En este escenario, el vino nacional creció más que el importado. Ha aumentado considerablemente el consumo pese a que aún se considera caro. Tenemos pequeñas bodegas, nuestros impuestos son altos y al no alcanzar economías de escala, es más barato comprar un vino argentino o chileno. 

“Hace treinta años que estoy en este mercado y el consumo de vino en Brasil nunca ha disminuido, incluso en tiempos de crisis, como el 2014. En términos monetarios pueden registrarse caídas pero el consumo en litros siempre ha estado a la alza.”, concluyó el experto.

 “Escuchanos en IVINO Podcast” 

2° Naturaleza vs. crianza es el nuevo dilema para Burdeos.

https://www.decanter.com/premium/bordeaux-wine-styles-terroir-jane-anson-443100/

Bordeaux wine styles

La idea romántica del terruño como un trozo de tierra inmutable ignora la realidad de que es un ecosistema gestionado. Lo que significa que alguien está tomando una serie de decisiones sobre qué hacer con todos los diferentes elementos y tomando acciones deliberadas en la viticultura y la elaboración del vino afectando al vino final en la copa.

Jane Anson  ha estudiado cómo cambios en la dirección enológica comprueban esta última idea de un terroir ampliado. Lo hizo degustando cosechas 2001 y 2017 de tres chateaux que han modificado su curso enológico en los últimos 15 años. 

Troplong Mondot es el primer caso. Esta es una bodega que adoptó por completo el estilo poderoso de finales de los años 90 y 2000 en St-Emilion. 

El suelo compactado del butte, con su alto porcentaje de arcilla, hace que los vinos sean potentes y concentrados. Esto es especialmente cierto en los años cálidos, cuando el estrés hídrico conduce a bayas pequeñas, algo que se confirma en la cosecha 2001 con poda severa y recolección en verde para reducir los rendimientos. Luego, se emplearon técnicas de vinificación para aumentar esta sensación de concentración y poder.

A medida que el péndulo se alejó de ese estilo, se adelantaron las fechas de vendimia, se redujo la crianza en roble nuevo del 90% al 65%, se llevó el coupage al inicio de la crianza, se experimentó con la vinificación de racimos enteros, aunque no más del 10%, y no todos los años, y así como la reducción de temperaturas para la vinificación.

Los rendimientos también se elevaron hasta 45 hectolitros por hectárea, reduciendo la proporción de sólidos a jugo y asegurando una sensación más fresca en el vino resultante. 

Con el porcentaje más alto de Cabernet Franc de la margen Izquierda, Carmes Haut-Brion ha demostrado imaginación e innovación al abordar uno de los problemas más urgentes que enfrenta el vino de Burdeos: el impacto del aumento de las temperaturas.

Con el cambio de dueño en 2.011, Daniel Furt fue el encargado de poner énfasis en el Cabernet Franc, aprovechando el potencial de los suelos de grava, arcilla y arena del viñedo.

Se inició un gradual agregado de escobajo durante la vinificación para otorgar frescura y combatir de esa manera la tendencia de altas temperaturas. Una técnica no muy utilizada en Burdeos por aquellas épocas. 

La cosecha de 2012 vió sólo un 10% de escobajo, utilizados de las vides más viejas de Cabernet Franc, con porcentajes que aumentaron desde entonces al 25% en 2013, al 40% en 2017 y al 55% en 2019.

El proceso consta de dos líneas de selección para separar los racimos de uva desde el principio según la madurez de sus tallos. Los tallos rojos o marrones se seleccionan para su uso y los verdes se pasan por la despalilladora habitual y se utilizan sólo las bayas.

En el caso de de Château Clerc Milon de la familia Rothschild el cambio se produjo cuando la inversión de cubas más pequeñas que permitieron la vinificación por separado de los cinco varietales que hay en los viñedos, cosa que no sucedía con el Carménère y Petit Verdot anteriormente.

La aparición regular de estos dos varietales son los que dan a Clerc Milon su actual personalidad. Hay textura, color y especias añadidos por Petit Verdot, y pimienta blanca y floralidad de Carménère, esta última extraída de algunas de las cepas más antiguas de Burdeos, que datan de 1947.

En el viñedo, el enfoque principal fue fomentar una mayor cantidad de materia orgánica y profundizar las raíces. Estos problemas habían surgido del uso extensivo de fertilizantes agregados hasta 2009, año en el que se decidió la utilización de técnicas ecológicas. Además se hicieron trabajos de parcelas para optimizar el trabajo en la viña.

 “Escuchanos en IVINO Podcast” 

3° El etanol como indicador del marchitamiento de las uvas.

https://www.infowine.com/es/noticias/el_etanol_como_indicador_del_marchitamiento_de_las_uvas_sc_18864.htm#

Un innovador ensayo está estudiando la aplicación de sensores para la determinación de etanol volátil, tanto en laboratorio como en viñedo, con el fin de detectar el inicio de la muerte celular de las bayas.

Este estudio forma parte de un proyecto más amplio financiado por Wine Australia cuyo objetivo es investigar las causas, las consecuencias y el control de la muerte celular en las uvas.

“Hemos descubierto que las uvas liberan etanol cuando sufren estrés por oxígeno. Por tanto, sería muy útil poder saber en qué momento comienza la muerte celular para poder monitorear la salud de las bayas y el potencial de maduración de la fruta”, dicen científicos patrocinados por Wine Australia.

La muerte celular, y en consecuencia el marchitamiento de las bayas, es un problema que puede devastar toda la cosecha dando lugar a pérdidas de calidad y rendimientos, que pueden llegar a ser de hasta el 30%.

En condiciones óptimas, esta muerte celular ocurriría probablemente en un par de semanas. Se ha demostrado que el curso temporal de la muerte celular ha cambiado durante la última década. Por esta razón, el proyecto está estudiando el efecto de los portainjertos, en particular aquellos más tolerantes a la sequía o que proporcionen más vigor con la finalidad de que la vegetación produzca mayor sombra a la fruta.

4° Está comprobado: viñas viejas agregan valor al vino

https://www.wine-business-international.com/wine/analysis/proof-old-vines-add-value

South African old vines/Collin/WOSA: Maree Louw

Sudáfrica finalmente ha descubierto su tesoro de viñedos viejos. Un país que normalmente renovaba sus plantaciones cada 15 o 20 años, era un candidato poco probable para desarrollar un cultivo de viñas antiguas.

A partir de 1.994 se inició una política de desarrollo de la zona de El Cabo como polo de exportación con lo que se iniciaron tareas de reconversión de varietales con la erradicación de Chenin Blanc y Cinsault que representaban el 50% de la superficie cultivada.

En la era premoderna de la industria vinícola del Cabo, aproximadamente un tercio del viñedo nacional era Chenin Blanc (lo que sitúa la participación de Sudáfrica en más del 50% de las plantaciones mundiales) seguido de Cinsaut. Con la presidencia de Mandela en 1994 surgió una extraordinaria demanda mundial de vino del Cabo. Las exportaciones, que en 1992 habían totalizado apenas 21 millones de litros, aproximadamente el 2% de la producción total, se duplicaron y redoblaron cada año. En 2008 cruzaron por primera vez la marca de los 400 millones de litros.

En este auge de las exportaciones posterior al apartheid, los viñedos se arrancaron simplemente para satisfacer las expectativas de un mercado que quería Cabernet y Chardonnay en lugar de Chenin y Cinsaut.

A principios de la década de 2000, Rosa Kruger, viticultora apasionada por el patrimonio vitivinícola de Sudáfrica, comenzó a investigar y crear un registro de las viñas más antiguas del país. Como era de esperar, la mayoría eran Chenin blanc, aunque Grenache, Pinotage (un cruce local de Cinsault y Pinot Noir), Semillón y Cinsault también estaban presentes en cantidades más reducidas. 

En 2019, la Escuela de Negocios de la Universidad de Ciudad del Cabo realizó una investigación sobre el valor que las viñas viejas aportan al precio de venta de los vinos: su objetivo principal era determinar si, dados los rendimientos inevitablemente más bajos asociados con los viñedos más viejos, era realmente viable.

La investigación pudo cuantificar la ventaja del precio minorista de la fruta de la vid vieja: en igualdad de condiciones, agregó 5.70 dólares por botella al producto final. Dado que la mayoría de los vinos vendidos de estas variedades se venden a un retail de 11 dólares, la conexión con un viñedo viejo fue significativa. En esta etapa, se estima que el costo relativo está entre el 30% y el 50%. Por lo general, el costo de la fruta de una botella de vino representa un porcentaje bajo del precio de venta final. Los precios de la uva Stellenbosch promedian menos 1,14 dólares por litro. Duplicar el precio de la fruta solo aumenta los costos de los insumos en un 40%. Si las vides viejas certificadas agregan 5,70 dólares al precio de una botella de vino, esto potencialmente significa que el precio de la uva.

Esta cantidad de movilidad de precios al alza es enorme en el contexto de Sudáfrica y compensa con creces los menores rendimientos. Es la combinación de calidad y rareza lo que asegura que no haya nada artificial en la diferencia de precio. Pensándolo bien, esa siempre ha sido la propuesta de venta única del negocio de artículos de lujo.

AUSPICIAN ESTE EPISODIO WINIFERA, ESTRATEGIAS Y MERCADOS Y GOTOWINE. HASTA EL PRÓXIMO EPISODIO!

Si les interesa les agradeceré que se suscriban y califiquen al podcast desde Itunes (Apple Podcast), SpotifyStitcherAnchorPocketcastBreakerRadioPublic o desde el medio que Uds. utilicen para escuchar. Difusion entre sus contactos también será más que bienvenida.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s