iVINO S 03 – Ep 07

Bienvenidos una vez más a iVINO, el primer podcast en español acerca de las novedades del mundo del vino.

Esta semana iniciamos con una noticia que moverá bastante el tablero en el mercado de vinos de Estados Unidos. Seguimos con novedades en el tema de aranceles. En tercer lugar, analizamos dos sucesos derivados de la pandemia. Terminamos con las importantes conclusiones que alcanzadas por un estudio de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa con respecto al vino.

Largamos!

Escuchar ONLINE o en las siguientes apps

Spotify
Itunes

1° La firma Treasury vende marcas de vino en busca de ganancias.

Nota original

El gran productor estadounidense de vino ha decidido irse del mundo de los vinos de entrada de gama para concentrarse en el extremo más lucrativo del mercado del vino.

Treasury Wine Estates: Cultura | LinkedIn

El gigante de vinos Treasury Wine Estates ha transferido cuatro marcas de vinos de gama baja a The Wine Group por 100 millones de dólares mientras la compañía continúa enfocándose en sus marcas de gama alta y sus resultados finales.

Los severos aranceles impuestos por el mercado chino a las marcas de la compañía con sede en Napa, en particular su etiqueta distintiva Penfolds, han empujado a la compañía vinícola a reconsiderar su línea de marca y su enfoque de marketing para el mercado estadounidense.

Los analistas del mercado consideran que la acción favorece a ambas empresas: 

«Supongo que ambas empresas están satisfechas con el trato que obtuvieron. No había una larga fila de personas que pudieran adquirir estas marcas», expresó un analista de Rabobank.

“Estoy seguro de que Treasury lo ve de manera positiva desde el punto de vista del reporte de ganancias y The Wine Group lo ve de manera positiva desde el punto de vista del flujo de caja», agregó uno de los socios de Bw166.

The Wine Group | LinkedIn

TWG, con sede en California, que tiene más de 60 marcas, entre ellas Trapiche en Estados Unidos, es el segundo grupo vinícola más grande de EE. UU., Según WineBusiness.com el grupo era un comprador ideal para este acuerdo, ya que la empresa se ha especializado durante mucho tiempo y ha sido hábil en la comercialización de marcas de vinos de gama baja.

Hay similitudes con la venta de 810 millones de dólares de Constellation Brand de sus marcas de gama baja a Gallo que se anunció en abril y se completó en enero de este año. «Existe una tendencia a que las empresas que cotizan en bolsa vendan su cartera de gama baja. Estas marcas no son tan atractivas y no mostrarán un crecimiento para los accionistas. Por otro lado, una empresa privada puede ver estas adquisiciones como muy rentables».

2° Se han levantado las tarifas del vino de Trump (por ahora)

Nota original

usa election/biden

Después de casi un año y medio, Estados Unidos ha levantado el arancel del 25% sobre el vino importado. Al menos, por ahora.

En octubre de 2019, el entonces presidente de EE. UU. Donald Trump impuso aranceles de aproximadamente 7,5 mil millones de dólares a productos agrícolas e industriales europeos a raíz de las disputas entre Boeing y Airbus. Esto incluía un impuesto sobre todos los vinos franceses, italianos y alemanes.

Cuando se suman a los efectos de la pandemia, los aranceles de Trump han tenido un efecto perjudicial en las industrias del vino y los restaurantes. Un importador informó que durante los últimos 15 meses, aproximadamente el 12% de su capital de trabajo total se ha destinado a aranceles.

El viernes 5 de marzo, la Unión Europea y Estados Unidos anunciaron una suspensión de cuatro meses de los aranceles.

Sin embargo, los consumidores no deben esperar ver una caída inmediata en los precios de sus amados Beaujolais. Los vinos que se encuentran actualmente en los estantes se compraron con el arancel vigente y, por lo tanto, están sujetos al margen adicional del 25% que los importadores buscarán recuperar. Y no es probable que los restaurantes reduzcan aún más sus márgenes en este momento.

3° Covid y redes: dos ejemplos de su fuerte correlación en el mundo del vino.

Nota original

Video: Where are We Now with Women and Wine? - Natalie MacLean

La periodista de Forbes Cathy Huyghe tomó nota de dos importantes sucesos a cumplirse un año de la aparición de la pandemia de Covid.

Llamó mucho su atención el importante apoyo financiero comunitario que tuvo el lanzamiento de un libro sobre vinos de Portugal y el gran impacto que tuvo una discusión sobre Coravin en Twitter.

Podrían haber tenido la misma repercusión en otras épocas? Es difícil, el tiempo utilizado en redes sociales se ha incrementado en gran manera por la falta de otras actividades alternativas y la gran cantidad de horas que la gente debió permanecer en sus casas.

El primer caso se trata de la utilización de la plataforma Kickstarter para lograr financiación comunitaria para un evento creativo.

Simon Woolf & Ryan Opaz on bringing Portugal wine to life in his new book

El objetivo original de Simon Woolf y Ryan Opaz para su campaña de Kickstarter era recaudar 11,846 dólares. Al momento de escribirse el artículo, se habían recaudado casi 50 mil de 445 patrocinadores faltando cinco días para el final de campaña. El libro: “Pisadas, Portugal y el vino que el tiempo olvidó” no tendrá problema de financiación alguno para su edición y lanzamiento convirtiéndose en el libro sobre vino mejor financiado de la plataforma.

Una de las razones que ayudó a este éxito es que los autores han dedicado una gran cantidad de horas de sus carreras a cultivar relaciones dentro de la comunidad de amantes del vino y abogar por regiones y vinos fuera de lo común que generalmente son pasados por alto. Entonces, cuando pidieron ayuda no sorprende que la comunidad los haya apoyado abiertamente.

El segundo caso se trata de una acalorada discusión ocasionada por el uso de Coravin por parte de críticos de vino.

No hay nada como una crisis para impulsar la innovación, o eso dice el refrán. Una de las innovaciones para las bodegas que ha sido impulsada por la crisis de COVID es eliminar el desperdicio de enviar muestras de sus vinos al comercio y los críticos para juzgar. Eso significó un fuerte aumento en la cantidad de vinos que reciben los críticos que han sido extraídos con Coravin en un recipiente. Cuando el escritor de vinos británico Jamie Goode preguntó públicamente, a través de las redes sociales, si debería o no revelar cuándo los vinos que ha revisado eran Coravin, se desató un torbellino de opiniones muy apasionadas que llegaron a ser etiquetadas como #coravingate.

La periodista consultó su opinión al inventor de Coravin, Greg Lambrecht. En parte, dijo, es que todos pasamos mucho más tiempo en casa y buscamos una distracción y el vino es un perfecto ejemplo. En parte, es que todos estamos bebiendo mucho más en casa en este momento. En parte, se debe a que la gente ya tenía opiniones sólidas, a favor y en contra, sobre Coravin. Y por último se debe a que, además de esos tres factores, pasamos mucho más tiempo en las redes sociales.

Esas variables, cada una con un nivel de volatilidad potencial, convergieron. Lambrecht lo comparó con «estimular la pasión a través de un altavoz en una cámara de resonancia».

Sin embargo, los consumidores no deben esperar ver una caída inmediata en los precios de sus amados Beaujolais. Los vinos que se encuentran actualmente en los estantes se compraron con el arancel vigente y, por lo tanto, están sujetos al margen adicional del 25% que los importadores buscarán recuperar. Y no es probable que los restaurantes reduzcan aún más sus márgenes en este momento.

4° – En Argentina, 43% del precio del vino de gama media y baja son impuestos .

Nota original

Un desglose del precio del vino en Argentina fue realizado por la Cámara Argentina de la Mediana Empresa y los resultados mostraron la fuerte carga impositiva que está sufriendo el producto en sus versiones de mayor volumen.

Según el estudio de Came,en el caso de la caja de vino tinto de gama baja que se vendió a un promedio de $ 88,70 en Capital Federal durante la segunda semana de febrero 2021, el productor participa en 9,4% del precio de góndola ($ 8,40). La industria bodeguera en 21,6% ($ 19,20), 11,3% corresponde a elaboración y 10,3%, a fraccionamiento. Mientras que el mayorista participa en 15,2% ($ 13,40) y el minorista en 10,7% ($ 9,40), los impuestos en 43,1% ($ 38,30). Números similares aparecen para los vinos en botella.

Came: impuestos representan hasta 43% del precio del vino
Cámara Argentina de la Mediana Empresa

También se pudo apreciar en el estudio la alta incidencia de los insumos en la estructura de costos. En relación al vino en botella, la elaboración y el fraccionamiento del contenido explican solamente el 10% de los costos del eslabón, mientras que los insumos (botella, etiqueta, corcho y capuchón) representan el 33,3%. En el caso del vino tinto en tetra, la elaboración y el fraccionamiento sólo representan el 12% de los costos, mientras que un 24% responde a insumos (caja Tetra Brik). Con respecto a ambos envases, las empresas proveedoras son oligopolios fijadores de precio, lo que se ve reflejado en la estructura de costo.

AUSPICIAN ESTE EPISODIO WINIFERA, ESTRATEGIAS Y MERCADOS Y GOTOWINE. HASTA EL PRÓXIMO EPISODIO!

Si les interesa les agradeceré que se suscriban y califiquen al podcast desde Itunes (Apple Podcast), SpotifyStitcherAnchorPocketcastBreakerRadioPublic o desde el medio que Uds. utilicen para escuchar. Difusion entre sus contactos también será más que bienvenida.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s